Zonas comunes interiores: garajes y escaleras

En garajes los problemas más frecuentes con los que nos encontramos son las humedades y las averías.
Las humedades pueden evitarse, ¿cómo?, con un correcto mantenimiento, revisando canaletas, sumideros, arquetas,...es decir todos los puntos de recogida de aguas, y prestando mucha atención al estado de las juntas de dilatación, que suelen deteriorarse con el paso del tiempo.


Muchas de las averías que se producen pueden evitarse con un uso responsable y manteniendo en buen estado las instalaciones, sin embargo otras no, por lo que una atención temprana del siniestro minimiza en muchos casos la magnitud de los daños que se pueden producir.
En escaleras, no sólo hay que mantener su aspecto, que también es importante, si no también es importante revisar la iluminación y el estado de los recorridos y salidas de emergencia a través de las puertas cortafuegos, prestando atención a barras anti pánico, muelles, gomas estancas,...

Boletín

POPULARES