Alarga la vida de tus instalaciones

  • tamaño de la fuente

Una de las causas por las que se producen averías en las instalaciones de los cuartos técnicos es por tener una deficiente ventilación.

Cuando la humedad en el local es muy elevada, como por ejemplo en los cuartos de depuración del agua de piscinas, ésta se condensa y acaba oxidando todo tipo de piezas metálicas de las instalaciones de fontanería y acaba produciendo derivaciones en las instalaciones eléctricas, ya que un nivel alto de humedad termina por dañar las protecciones eléctricas que se instalan precisamente para evitar este tipo de averías.

 Una manera rápida y económica de solucionar este problema es instalar una ventilación forzada acorde al volúmen de la habitación a ventilar. Es una instalación sencilla que consta de un extractor conectado a una sonda de humedad regulable, por lo que cuando la humedad aumenta por encima del valor prefijado, el ventilador se pondrá en funcionamiento renovando el aire interior. Así alargaremos la vida de nuestras instalaciones.

logosonia

Boletín

POPULARES

Archivo