REFORMA INTEGRAL DE LOCAL EN BRUTO: "FRUTERÍA LA PERA"

  • tamaño de la fuente

En este encargo, nuestro cliente adquirió un local en bruto para instalar su futuro negocio familiar, una frutería.
Antes de continuar, aclararé lo que es un local en bruto, y como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo una muestra:

 

    Por lo que por delante se nos presentaba un trabajo en el que tendríamos que acometer todo tipo de partidas que surgen en el curso de    una obra, desde la demolición del tabique provisional que cierra el local, a la instalación de tabiquería que en este caso se eligió instalar tabiquería seca tipo "pladur", colocación de aislamientos térmicos y acústicos en cumplimiento de la normativa vigente CTE, revestimientos como azulejos y solados, falsos techos, carpinterías exteriores y todas las instalaciones necesarias, como fontanería, ventilación, electricidad y climatización.

Sobre plano se trazó la distribución que satisfacía las necesidades de nuestro cliente en cuanto a zona de almacén y venta, un aseo amplio que cumpliría con la normativa de accesibilidad y a su vez le permitiría la colocación de unas taquillas, un cuarto de basuras, y un punto de agua con un fregadero donde poder lavar el género para su venta.

En esta obra en concreto se tuvo especial cuidado a la hora de la elección de los revestimientos, ya que ante todo debían ser resistentes, lo cual facilitaría enormemente el trabajo que se iba a desarrollar en un futuro.

Al final de la obra entregamos a nuestro cliente un dossier en el que se adjunta toda la documentación recopilada durante su transcurso, desde certificados de calidad de los materiales empleados, garantías de los equipos instalados y los boletines que legalizan las instalaciones.

Llevamos a cabo nuestro compromiso de finalizar la obra en el plazo de mes y medio, plazo que aunque ajustado se pudo cumplir gracias a las siguientes claves fundamentales:
- Organización de los trabajos a realizar mediante la elaboración de un "planning".
- Compra de materiales en el momento en el que se aceptó el presupuesto.
- Comunicación clara y directa con nuestro cliente, llegando a crear entre nosotros un vínculo que aún perdura.


Por último sólo me queda recomendaros los productos de la frutería "La pera", dónde encontraréis más que fruta y una atención cercana de esas que recuerdan a la de la "tienda de toda la vida".

Boletín

POPULARES